Raúl Entrerríos dirigió al equipo con mano maestra | Foto: mundodeportivo.com

El Barça Lassa goleó sin problemas al Villa de Aranda por 23-39 en un partido en el que los jugadores del equipo burgalés pronto bajaron los brazos

Desde los primeros minutos el Barça salió a realizar su partido y a no complicarse la vida y, aprovechando las facilidades defensivas de los hombres de Senovilla, emezaron a abrir hueco en el marcador. En el minuto 6 el marcador ya reflejaba un 2-6 y en el 17 era de 5-14 tras el cuarto gol de Víctor Tomás, muy inspirado desde el extremo ante el Villa de Aranda.

El conjunto local no encontraba la fórmula para detener la efectividad blaugrana que en parte llegó desde los siete metros, donde Lazarov fue casi infalible.

Se llegó al descanso con 10-17, y en la segunda mitad cogió protagonismo Cedric Sorhaindo con goles de mérito desde el pivote. Por el otro lado, Víctor Megías se destapó también ante Gonzalo Pérez de vargas quien, por cierto, también tuvo una tarde estelar.

Las fuerzas del Villa de Aranda empezaron a menguar y psicológicamente era difícil de reponerse a lo que se adivinaba una goleada. Faltó la garra que el conjunto burgalés acostumbra a ofrecer, un aspecto que temía Xavi Pascual y que en ningún momento tuvo que resolver el Barça.

Poco a poco la ventaja en el marcador se fue incrementando hasta el 23-39 final que certifica la victoria número 114 consecutiva del Barça en Liga e incrementa las posibilidades de que el equipo blaugrana consiga su séptimo título consecutivo y el segundo sin conocer la derrota.

Fuente: www.sport.es