Foto de: EFE

El empate no les vale a ninguno

El Dinamo de Kiev despertó hoy a tiempo y salvó un punto en su visita a un Besiktas turco que fue muy superior en la primera parte, le puso contra las cuerdas con un lanzamiento magistral de falta de Ricardo Quaresma y acabó superado por los ucranianos en el segundo periodo.

Conscientes de que una segunda derrota consecutiva les colocaba en una situación muy comprometida, los visitantes reaccionaron tras el descanso, empataron en el minuto 65 y pudieron llevarse el triunfo a tres minutos del final, aunque una gran intervención del español Fabri lo evitó.

En el comienzo Besiktas tuvo la iniciativa

Desde el comienzo, la iniciativa correspondió al Besiktas, que presionó muy arriba y se aprovechó de los errores defensivos ucranianos para crear peligro. El brasileño Talisca, muy incisivo en la primera mitad, fue la referencia ofensiva de su equipo y disfrutó de las primeras ocasiones, aunque le faltó definición.

La presión y el mejor juego del conjunto turco dio sus frutos en el minuto 29, cuando Quaresma colocó en la escuadra un gran lanzamiento de falta ante el que nada pudo hacer el portero Rudko.

Fue la recompensa al mejor juego de los hombres que entrena Senol Gunes, que tenían la iniciativa del juego mientras que el Dinamo, muy inferior, no encontraba la fórmula para inquietar a su rival y no fue capaz de disparar a puerta en los primeros 45 minutos.

El gol no cambió la dinámica del choque. La iniciativa era del Besiktas y el camerunés Aboubakar pudo hacer el segundo a diez minutos del descanso cuando, con el portero ya superado, disparó a puerta vacía, aunque Khacheridi evitó el tanto en el último instante.

La segunda parte el panorama fue diferente. El Dinamo salió más ofensivo y subió las líneas en busca del empate, aunque sin crear demasiado peligro hasta que un mal pase de la defensa turca en el minuto 57 lo aprovechó Garmash para disparar a puerta en dos ocasiones, aunque Fabri atajó ambas con seguridad.

El gol noqueó al Besiktas y espoleó al Dinamo, que se hizo con el balón y no renunció al ataque en busca de su primer triunfo europeo de la temporada.

Al final, el empate hizo justicia en un partido que dominó el Besiktas en la primera parte y vio la reacción ucraniana en los segundos 45 minutos

Fuente: Marca