Foto de: AFP

Los batazos del criollo no servirán para clasificar a Medias Blancas

El madero de Carlos Sánchez se encendió en la recta final de la temporada. Lamentablemente, los batazos del criollo no servirán para clasificar a Medias Blancas de Chicago a la postemporada.

El maracayero batea para .293, con cuatro cuadrangulares y 11 carreras impulsadas en sus últimos 11 compromisos y gracias a su bate podría luchar para tener un puesto como titular en 2017.

Sin embargo, el ritmo de Sánchez se verá cortado el venidero domingo, cuando las Grandes Ligas culminen su ronda regular.

Pues según directivos de los Tiburones de La Guaira, el pelotero se quedará en Estados Unidos tramitando su residencia y es poco probable verlo este año con los escualos en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Por: Reyes Ureña / rurena@grupo-un.com