Cavani marcó los dos goles que fueron determinantes para conseguir la victoria parisina. Foto: EFE

El Paris Saint Germain se impuso por 1×3 al Ludogorets en un partido que por poco le cuesta un nuevo disgusto a los franceses. El conjunto búlgaro se adelantó en el marcador y malgastó un penalti antes de que Edinson Cavani liderara la reacción del equipo de Unai Emery.

El Ludogorets ganó la pelota en los primeros minutos ante un PSG indolente. A pesar de la desconexión inicial. Fue Edinson Cavani, que tuvo la mejor ocasión en el inicio, por un disparo desde fuera del área. Fue la antesala del gol de la sorpresa. El equipo bulgaro se adelantó en el minuto 16 gracias a un disparo de falta certero de Natanael.

El tanto espoleó al Paris Saint Germain que adelantó líneas y comenzó a presionar a un Ludogorets. Que cedió metros ante la reacción francesa. Lucas Moura y Di María se hicieron cada vez más presentes en las bandas. Y el cántaro comenzó a golpear con fuerza sobre la meta de Stoyanov.

Luego, el gol de los de Emery llegó finalmente en el minuto 41. Cuando una jugada combinativa del PSG cayó en Marco Verratti. Que filtró un pase para que Blaise Matuidi se quedara solo ante la portería búlgara y empatara el choque justo antes del descanso.

Cavani fue el verdugo del Ludogorest

Tras la reanudación, el equipo parisino salió con todo a por el gol del triunfo y comenzó a desarbolar poco a poco la resistencia de los de casa. En el minuto 56 logró certificar la remontada a balón parado. En un centro de Di María que Cavani remató dentro del área para hacer inútil la estirada de Stoyanov.

El partido no estaba ni mucho menos cerrado y el Ludogorets lo demostró apenas un minuto después con dos llegadas que hicieron temblar los recién instalados pilares del PSG. Una de ellas terminó en penalti de Motta, pero Cosmin Moti no acertó a batir a Areola. Y el partido iba a dar un vuelco a partir de ese momento. Asimismo, el PSG decidió que la siesta había llegado a su fin y Cavani sentenció el choque en el minuto 60 tras un desborde de Lucas Moura. El conjunto de Emery había finiquitado el choque.

A partir de ahí el Ludogorets lo intentó con más corazón que cabeza, mientras que el PSG generó varias ocasiones al contragolpe pero unas veces Stoyanov. Y otras la falta de puntería de Di María o Cavani hicieron que el marcador no se moviese en el resto del partido.

Con este triunfo, el PSG se sitúa primero de grupo junto al Arsenal. Ambos con cuatro puntos tras vencer al Ludogorets y al Basilea respectivamente.

(Fuente: www.marca.com)