Foto de: Cortesía

El cubano busca pulirse con Aragua para establecerse en las Grandes Ligas

Hace cinco años Dariel Álvarez estaba en su Cuba natal, y como ahora, jugaba beisbol. Mientras que vivía en su país, el jardinero tenía el sueño de todo pelotero: llegar a las Grandes Ligas. El anhelo lo cumplió el año pasado cuando debutó con los Orioles de Baltimore el 28 de agosto.

Jugar a diario en las mayores es su principal objetivo

Sin embargo, la aspiración de jugar a diario en las mayores es ahora su principal objetivo y una de las razones por las que decidió participar en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

“Cada jugador tiene metas, para mí y mi familia establecerme en Grandes Ligas es la principal en este momento. Tengo que seguir trabajando en varios aspectos. Este beisbol tiene un nivel muy alto y me puede ayudar muchísimo”, dijo el oriundo de Camagüey, quien la zafra pasada reforzó a los Tigres de Aragua.

Aunque el antillano estuvo en un juego de la ronda regular, su aporte se vio en la postemporada, cuando bateó para .295, con un cuadrangular y siete carreras impulsadas. Guarismos que le convirtieron en una pieza fundamental para que el conjunto bengalí conquistara su décimo campeonato en la LVBP.

“El año pasado llegué tarde por problemas personales, pero me gustó el beisbol de aquí porque se asemeja al de Cuba y me sentí muy a gusto. Siempre dije que regresaba y que estaría desde el primer día con el equipo. Aquí estoy”, agregó.

El cubano no solo está desde temprano, sino que además planea quedarse para revalidar el cetro con los felinos y retornar a la Serie del Caribe.

“Estoy totalmente sano y jugaré hasta donde el equipo lo necesite”, exclamó el patrullero, quien en su primera experiencia en el torneo regional tuvo que jugar en contra sus paisanos, representados por Tigres de Ciego de Ávila.
“Fue un juego más. Soy cubano pero se me dio la oportunidad de jugar en contra de ellos y éramos rivales.

Fue una experiencia muy bonita representando a los Tigres que era lo más importante”, concluyó el grandeliga.

Por: Reyes Ureña / Rureña@grupo-un.com