Foto: @Dodgers
Después de casi 30 años sin llegar a la Serie Mundial, parecer ser que este 2017 es el años de los Dodgers de los Ángeles. A pesar de tener tanto tiempo sin lograr llegar a esa fase, hay que recordar que esta es una de las franquicias históricas de béisbol.

Después de pasar la escoba con los Mets de Nueva York la noche del domingo, los Dodgers amanecieron el lunes con registro de 79-32, el mejor de las Grandes Ligas. Desde el 4 de Julio, tienen 25-3 y desde el 7 de Junio 44-7.

Los Ángeles llevan un ritmo de 114 victorias, lo que los haría igualar a los Yankees de 1998 con el segundo mayor total de triunfos en una campaña en la historia. Dato de: Espn.com

Desde que colocaron al novato sensación Cody Bellinger en el lineup, han ganado el 76% de sus juegos. Y pareciesen ser un equipo sin puntos débiles: Tienen una gran ofensiva, una gran defensa, una gran rotación encabezada por el mejor lanzador de la Gran Carpa y un bullpen increíble.

Y como si todo eso fuese poco, la semana pasada sumaron a sus filas al estelar japones Yu Darvish. Los Dodgers no quieren dejar para nadie más. Y es muy posible que Darvish, quien siempre ha lidiado con el estrellato, los lleve hasta ahí. Desde que llegó a los Estados Unidos ha ponchado a 970 bateadores en 789.2 innings, incluidos ocho en su debut con los Angeles el viernes en el Citi Field.

El espectacular lineup de los Dodgers tiene a ocho jugadores con 10 cuadrangulares o más e incluye a dos candidatos para ganar el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, Corey Seager y Justin Turner, además del casi seguro Novato del Año, Bellinger. Y la rotación dirigida por Kershaw, Alex Wood, Darvish y un Ryu que cada vez se ve mejor en el montículo.

No parece justo para los demás. Pero a los Dodgers no les importa eso. Se cansaron de esperar y están convencidos de que les llegó su hora.

Fuente: @Mandrees_