Foto: Fórmula 1.

Wehrlein se pierde el primer GP de la temporada

Antonio Giovinazzi sustituirá a Pascal Wehrlein por el resto del fin de semana de Gran Premio en Australia. Sauber lo ha anunciado de forma oficial a través de un comunicado en el que ha informado de que el piloto alemán no se siente físicamente preparado para poder completar la distancia de carrera el domingo. Wehrlein sufrió un aparatoso accidente en el RoC este invierno y se lesionó la espalda hasta el punto de que no llegó a tiempo para disputar la primera semana de entrenamientos de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Giovinazzi, un italiano en la F1 tras 11 años

Su sustituto entonces ya fue Giovinazzi, pero para la segunda semana Pascal ya estuvo listo para correr y disputó la segunda semana de tests. No obstante, debido a la falta de entrenamiento en invierno debido a su lesión, el piloto júnior de Mercedes ha sido honesto con Sauber y ha comunicado al equipo que no está listo para poder aguantar toda la carrera de mañana.

Mi nivel de forma física no está donde debería estar para una carrera completa debido a mi falta de entrenamiento. Expliqué la situación al equipo durante la noche de ayer. Por lo tanto, Sauber ha decidido no tomar ningún riesgo. Es una pena, pero la mejor decisión para el equipo”, afirma Wehrlein en el comunicado de Sauber.

Monisha Kaltenborn ha agradecido el gesto de Wehrlein y ha afirmado que el piloto alemán regresará al volante del C36 en el próximo Gran Premio. “Tenemos un gran respeto por la apertura y profesionalismo de Pascal. La decisión no fue nada fácil para él, y eso hace destacar sus cualidades como jugador de equipo. La atención se centrará ahora en su estado físico, y en una situación en la que no tome riesgos innecesarios. Pascal volverá en China como estaba previsto“.

Esta decisión de Wehrlein y Sauber es una muestra de que la exigencia de los monoplazas de 2017 está a otro nivel en comparación con los coches de los últimos años.

Fuente: Soy Motor.