Foto: Prensa Mineros.

El Centro Total de Entretenimiento Cachamay cumplió con su nombre gracias a un encuentro lleno de goles. Con displicencias tácticas y defensivas, pero con constantes ocasiones de gol. Un partido que se ofrece como palestra al espectador nacional, pero que puede resultar vergonzoso para cualquier analista. Cansancio, imprecisiones, mala marca… Fue tanto, que el resultado pudo ser mayor, pero las deficiencias ofensivas privaron de ver más goles. Que hubieran llegado, sin duda, a partir de otros errores defensivos.

Cerca de 4500 personas se sumaron al recinto de Puerto Ordaz. Hace pocos años brillaba por sus asistencias superiores a 15 mil. Incluso, unos cuantas por encima de los veinticinco. Ahora, expone la desnudez de la bandera de Venezuela en su tribuna popular y gotea apenas centena de espectadores en su parte sur. A la principal asiste gente, pero el lente no lo muestra, haciendo menos vistoso el espectáculo. Habría que seguir el ejemplo de Monagas.

El desolado Cachamay a pocos minutos de finalizado el encuentro. Foto: Marianny García.

Como consuelo, el primer tiempo terminó siendo bastante atractivo. Cerca de los 120 segundos llegó la primera diana. Pero como se remarcó arriba, por un error atrás. Renier Rodríguez perdió la bola en su banda izquierda ante Víctor Rivero quien cedió a un Imanol Iriberri solitario que definió tranquilamente. Ya era el tercero en dos partidos. En la octava fracción, un contraataque dejó mal parada a la defensa minerista, por lo que el vertiginoso Canelón asistió al ‘Morocho’ Rojas quien envió un zurdazo cerca del ángulo. Pero en el 24′ se unieron las estrellas guayanesas: Blanco enganchó en el borde del área y, en un pase similar al primer tanto, permitió el beso a las redes del balón mediante Angelo Peña. Tras ocho minutos, otra vez ‘El Avioncito’ fue protagonista al definir de punta después de llevarse a dos rivales. Ya en el 36′, el central argentino Javier López condicionó a su equipo con una expulsión que terminó en penalti a favor del DANZ. Canelón fue el encargado de anotarlo. Pese a tener un hombre menos, los negriazules respondieron por intermedio del merideño Peña que mandó un trallazo al fondo de las redes. El segundo en su cuenta personal.

Foto: Prensa Mineros

El segundo tiempo, fue de monólogo aurirrojo. Hoy vestidos de blanco. Los dirigidos por Larcamón eran conscientes de que tenían suficiente material para arrollar a un rival en inferioridad numérica. Liderados por Canelón y Martins emplearon un juego ofensivo bastante vertical. No obstante, muchos fallos arrebataron las posibilidades de alzarse con la victoria. En el minuto 57′ llegó el tan ansiado tanto luego de una jugada polémica. Fue un tiro libre que peinó un rival hacia la línea de fondo, lo rescató Ramírez desde ahí enviando la pelota al centro para que definiera Ugo bajo el arco. El asistente sentenció offside de Ramírez, pero el principal refutó la orden puesto que había recibido la esférica de un rival. Esto impulsó a los visitantes a buscar el empate. Y a los cuatro minutos lograron el empate desde un tiro de esquina con cabezazo del central Gilbert Guerra. Schiavonne, el guardameta, salió muy mal y el balón lo rebasó. Los anfitriones les costaba aceptar el empate y cada vez que intentaban ir arriba, las contras los agarraba descompensados. El DANZ imponía el frenetismo al cotejo, a diferencia de un Mineros agobiado por el cansancio, con un Peña y Hurtado que les costaba muchísimo bajar a colaborar. Pero el Deportivo perdonó mucho. Martins disparó muchas veces fuera del arco y Medori en el 83′ tenía batido a Schiavonne pero pifió el disparo.

Foto: Prensa Mineros

El Mineros de Guayana ha encajado 7 goles en los últimos dos partidos y ha anotado 6. Como Tolisano declaró ante las cámaras: “Tenemos la idea clara, pero debemos mejorar en defensa”. Piezas como Iriberri, Blanco, Hurtado y Peña no son bien acompañadas por el sistema defensivo, y eso considerando que hay nombres de recorrido atrás como Flores, Machado y López. DANZ, solo había recibido seis goles y anotado 10, empero, hoy vieron la mitad de goles de los que habían visto en 10 juegos previos.

@Kevin_VivaslO