Foto: Getty Images

La madrugada del 20 de mayo ha traído a los venezolanos un recuerdo de esos que se quedan siempre en el fondo del subconsciente. Esos días históricos que los rememoras con una sonrisa y que años después lo ves, y lo ves, lo sigues viendo y las sensaciones se mantienen iguales. ¿Que serán recuerdos nostálgicos? o ¿qué será el primer paso de muchos que se darán? Es un planteamiento que aún no tiene respuesta. Lo cierto es que los chamos de la generación 97-98-99 nos hacen soñar como nunca antes un equipo de fútbol masculino había hecho.

Porque sí, el contexto de los jugadores del 2009 era bastante diferente. Los muchachos que viajaron a Ecuador a disputarse la clasificación lucharon ante más adversidades: la altura, el no ser locales y los árbitros. No es por menospreciar, de verdad que no, el plantel que trajo consigo a Salomón Rondón y a José Manuel Velázquez, pero, esta vinotinto, que le acompaña aquel amarillo chillón dio baños de fútbol y ha logrado vencer hoy a una potencia mundial.

 El partido desde el principio lució a favor de los venezolanos que se acercaron con buen fútbol al arco rival. Luego, de a poco, los alemanes pudieron sobreponerse y arroparon durante gran parte del primer tiempo a los dirigidos por Rafael Dudamel. La ocasión de mayor peligro llegó desde una jugada hilvanada entre Soteldo y Córdova que cayó en los pies de Ronaldo Peña. El delantero del filial de Las Palmas la voló pese a estar a pocos metros de la línea de gol. Acto seguido, Alemania acechó el área que defendía Wuilker Faríñez con un Amara Conde que jugó de manera fantástica durante esta mitad. Asimismo, Eduin Quero se le vio bastante fallo en el posicionamiento. A Venezuela le costó elaborar luego de sus iniciales amenazas, el equipo estaba difuso y partido en dos, pero lo que les restaba era aguantar. En el 35′ fue Conde quien advirtió con un fortísimo disparo que requirió de la volada del arquero del Caracas para evitar el susto y luego hubo otro del destacado Phillip Ochs del Hoffenheim.

No obstante, el segundo tiempo Venezuela cambió la cara y supo llevar las riendas del juego de la forma que quiso. Los criollos fueron la potencia luego de la reposición.

La primera acción de gran peligro para los sudamericanos provino de un contraataque que lideraron Soteldo y Ronaldo Peña pero contó con la intervención de Reimann. Peña despejó dudas en la acción próxima. En el 50′, un excelso saque de banda de Ronald Hernández desde propio campo, propició el error de un rival acechado por Soteldo, este cede atrás y el ‘9’ lo anticipa, y con una carrera que sumaba potencia y velocidad, burló al arquero y tuvo a merced el gol. Tras cuatro minutos, otro pelotazo recaía en la humanidad de Adalberto Peñaranda, se mandó una de esas jugadas de la que es experto, y asistió inteligentemente a un Sergio Córdova solitario que con un contundente disparo relajó a los suyos. El tanto del jugador del Caracas fue un baldazo de agua fría para los teutones. No atacaron más, no dispararon más. Venezuela cuajó un segundo tiempo notable, con goles y una excelente disposición táctica.

A marcar la fecha del 20 de mayo. Un Mundial sub-20 de la FIFA se ha inaugurado y en él dos venezolanos han marcado. No a Nigeria, como antaño, tampoco a México, Bulgaria o Japón. Ha sido Alemania que con esta derrota se ve comprometido su pase como primer lugar del grupo. La cena está servida, Venezuela comió primero el plato principal y está dispuesta a acabar con lo que venga. Es hambre de triunfos, sed de revancha y ganas de trascender. Ahora, ¿nos quitan lo bailado?

@Kevin_VivaslO