Foto: AFP

Lo del Zamora en esta Copa Libertadores ha sido garrafal. Una derrota pírrica no lo haría llegar a tal calificativo, pero lo de hoy fue vergonzoso y de equipo de poca monta. En esta magna cita la defensa zamorana o no salta, o no marca. El ataque intenta hacer lo suyo. De juventud irreverente y aun así con la baja indeseada de Peña, pero los de atrás embarran todo. Tal cual un videojuego, la defensa tiene su truco. Manden un balón por alto para desconcertarlos. Son 13 goles en 4 partidos. ¿Los últimos dos?: en el agregado; cuando vencían 2-3. El campeón de Venezuela es el primer eliminado de la Conmebol Libertadores. A exigir respeto en otro momento.

Zamora FC sufrió una amarga derrota en el último minuto

No hay duda que en principio la mira de estos dos equipos estaba puesta en el tercer puesto que da cupo a la Copa Sudamericana. Al menos era la única esperanza zamorana, que perdió todos sus partidos entre ellos dos de local. Iquique una victoria los avivaba en la lucha por octavos, pero un empate los mantenía con seguridad en CONMEBOL. Zamora en la cuarta jornada está más muerto que nunca. Necesita ganar sus dos partidos y que los chilenos hagan lo contrario, de paso, que sean por goleada. Entre ellos tienen una diferencia de 10 goles. Van camino a la campaña de 2012, y con un grupo más sencillo.

Fue un primer tiempo que careció de jugadas, aunque las de mayor peligro fueron para el elenco visitante. Clarke avisó prontamente en el minuto 4′ con un disparo que detuvo el guardavallas. Luego de diez minutos, un pase desde lejos rompió la retaguardia del club venezolano y quedó Álvaro Ramos contra el arquero Carlos Salazar -que tampoco ha ayudado mucho en la campaña- para definir hacia la esquina del arco. Las siguientes ocasiones llegaron desde los pies de Erickson Gallardo y Luis Melo. El primero fue de lejos el mejor jugador de la visita. Aportando con desparpajo y velocidad.

Foto: ADNradio.cl

Lo que es cierto es que el equipo celeste también tuvo varios problemas atrás. La segunda mitad fue un monólogo de dominio local que fue respondido mediante contraataques de Zamora. Ambas defensas endebles dieron resultado a un marcador amplio y poco común. Que sorprendía además. Tomando en cuenta que en el 80′ apenas iba 1-2. Entonces lo que se viene es largo.

El monarca venezolano salió con convicción en el segundo tiempo disputado en Calama. A los segundos ya César Martínez había intentado al arco. Poco después, el juvenil Eduardo Sosa recibió una falta dentro del área para así tener la oportunidad de empatar desde los once pasos. Ricardo Clarke fue el encargado y cobró suave hacia un lado, agradeciendo, eso sí, que el portero haya hecho la estatua. En el 62′ otro cabezazo de Martínez advirtió a los anfitriones. La sorpresa llegó al 67′. Un córner rechazado por Clarke cayó en los pies de Erickson Gallardo quien realizó una corrida espectacular que dejó atrás a 3 rivales hasta definir ante la suave salida de Cortés. Zamora estaba reaccionando finalmente. Imponía la jerarquía que tiene en el marco local. En efecto, es solo local. A ocho minutos del complementario, Ricardo Caroca cabeceó sin marca ante un centro de Bustamante. Salazar y Filipetto mal colocados en la acción. Pero Zamora no quería desaprovechar su última oportunidad. Stifano había dado ingreso a Uribe que ya había fallado en los primeros compases. En la fracción 85′ se lanzó una de fútbol de salón, elaboró una pared con Pinto y se deshizo del guardameta para definir a puerta vacía. Los venezolanos la tenían de ganar en dicha acción.

Pese a la derrota, Gallardo fue uno de los mejores jugadores del partido. Foto: AFP

Era un tres contra tres, los ‘celestes’ se habían ido arriba a por la victoria. El ataque de Iquique era muy pasivo y no había indicios de que pudiera empatar siquiera el cotejo. Sin embargo, he aquí la pesadilla del equipo de Stifano. Al segundo minuto de descuento, jugaron tal cual ping-pong en el area que protegía Salazar. Siempre venciendo el ataque, por supuesto, y en el último cabezazo el balón cae en los pies de Caroca que lanzó un trallazo que se hizo imposible de detener gracias al rebote en un contrincante. De lejos pareció una obra de arte el gol. El ‘espaldazo’ explicó todo. 90+5 y lo insólito. Desde la derecha Reynero envió un centro desde la derecha y ¡ninguno de los tres zamoranos que estaban por delante del ariete pudo despejarlo! El ariete era Bielkewicz que cabeceó hacia el poste, nuevamente fue el primero en reaccionar ante el rebote, y solo tuvo que empujarla para dar guinda al pastel a una tarde inolvidable para Iquique.

(Foto: Agencia Uno)

La cara de incredulidad de Stifano tras el cuarto gol. Captura de pantalla.

La ‘venezolanada’ se volvió a sentir en un partido internacional. La mente, la debilidad defensiva y el cansancio afectaron a un Zamora que veía en Calama su última esperanza. La maldición ‘blanquinegra’ en CONMEBOL se prolonga, ni en el nuevo formato han alcanzado al menos el premio de consuelo: la Sudamericana. Matemáticamente no es imposible, pero sí en la práctica. Deben golear a Guaraní y a Gremio en Brasil. La necesidad de hazañas es producto de errores en el pasado. Lo de hoy en Chile ha sido tal vez el error más grave de un campeón venezolano que no es capaz de darle una alegría continental a la afición barinesa.

@Kevin_VivaslO