El Flaco marcó el tanto del invicto y liderato cómodo. Foto: Prensa Táchira

Sin dudarlo, este parece ser el año de un Deportivo Táchira que luce imparable. El peligro recae en que este torneo no premia al mejor. Ejemplo claro en el Clausura pasado con el Carabobo. El punto es que la noche de este miércoles el ‘aurinegro’ luchó por su invicto. Lo tenía perdido, lo batalló, lo intentó y lo rescató. Solo para el orgullo, para las mieles de la autosuficiencia y para alcanzar nuevos récords. Como el que logró superar Escobar esta jornada. La clasificación está amarrada, y no queda más que la búsqueda de una campaña admirable.

Deportivo Anzoátegui se antojaba como un rival bastante fuerte para los tachirenses. El aurirrojo está luchando arriba. Tiene elementos de mucha velocidad en el ataque. Incluso, Deportivo Táchira lamentaba la baja de sus principales figuras: Pedro Ramírez y Víctor Aquino. Este último líder goleador del torneo. En principio se vieron abrumados, pero pudieron responder con carácter.

@DvoTachira

El cotejo comenzó con poco peligro y ocasiones en ambos combinados. Intentando tomar cada uno la iniciativa pero sin establecer una balanza favorable. Sin embargo, en el minuto 20′, un pase desde la parte izquierda del área rebotó en la mano de Yuber Mosquera para que el colegiado sentenciara penalti. El encargado de cobrar fue Ricardo ‘Kuki’ Martins’ que envió el balón al fondo de las redes que protegía Contreras, quien no alcanzó la bola pese a adivinar la dirección. De pronto, el once aurinegro se volcó al campo anzoatiguense en busca del empate. Con ritmo intentó remates al arco por medio de Jorge Rojas y del juvenil Jeizon Ramírez. Los locales vieron cerca el segundo con un disparo desde lejos del ‘Morocho’ Rojas.

Foto: @Tachira24horas

‘Sacha’ Escobar le aplicó mordiente a los suyos. Su objetivo era mantener el invicto y dejar lejos a Carabobo que les acechaba en la punta. Sacó a un contención, Víctor Córdoba, e ingresó al siempre eficiente Pérez Greco.

La segunda mitad el visitante buscó con afán el tanto que los mantenía invictos en el Apertura. Anzoátegui se mostró fuerte en los primeros compases y los contragolpes de Rubén Rojas y Charlis Ortiz entorpecían el trabajo de los andinos. En el 52′, Centeno amenazó el pórtico de la visita con un disparo raso que pasó cerca del paral. A partir de ahí el rendimiento de Táchira mejoró y sus intentos fueron frustrados por un Beycker Velásquez que está en un enorme ascenso en nuestro fútbol. En la jugada más clave, Gerzon Chacón envió un centro raso desde la derecha y el ‘Patoncito’ González remató a la humanidad del guardameta. Al siguiente minuto, un disparo de Pérez Greco requirió de la doble intervención del mundialista sub-17 de 2013 para mandar el balón al tiro de esquina. A veinte del final, fue definitivamente ‘El flaco’ quien anotó el ansiado gol del empate. En la jugada se combinaron Josmar Zambrano, el ‘Patoncito’ y Pérez Greco, para que este último definiera a un lado ante la presión de un central y de Beycker. Después poco pasó para que la paridad se rompiese. Fue un remate de Yendis que pasó silbando el poste derecho del arquero tachirense.

Foto: @DvoTachira

Anzoátegui pierde dos puntos importantes que los ascendía a un puesto cómodo para alcanzar la Liguilla. Teniendo en mira la Sudamericana, el ‘aurirrojo’ no puede descuidar todavía el marco local. Muchos los persiguen, y muchos con partidos menos. El ‘aurinegro’ llegará feliz a su casa. Varios equipos firmarían un empate en Puerto La Cruz, y más aún si el contexto implica el resguardo de un invicto y considerando, además, las bajas de piezas claves. La imbatibilidad sigue vigente. Los retos más fuertes están por venir.

@Kevin_VivaslO