sport.es

Rahm, a sus 22 años, ha escalado 123 puestos en la clasificación mundial desde que empezó el año.

En su debut como profesional en el Quicken Loans National acabó tercero.

El golfista español Jon Rahm, a sus 22 años, ha escalado 123 puestos en la clasificación mundial desde que empezó el año, tras los 9 meses que lleva jugando como profesional, desafiando a los diez mejores del mundo.

‘El león de Barrika’ como ya le apodan algunos, o ‘Jon Rahmbo’, sobrenombre que le llegó en la escuela, comenzó 2017 en el puesto 137 y, tras llegar a la final del campeonato del mundo ‘match play’, se ha colocado muy cerca de los diez mejores, en la 14ª posición.

Con apellido alemán, origen español (Barrika, Vizcaya) y graduado en comunicación en Arizona (Estados Unidos), su metro y 92 centímetros no es lo único que le permite mirar a las alturas. Este golfista de 22 años aspira a ser el mejor y ya está batiendo registros de precocidad.

Dominador del golf amateur, logrando por dos años consecutivos el premio Ben Hogan, como mejor golfista amateur del mundo, en junio de 2016 decidió dar el salto definitivo a la profesionalidad apuntando a lo más alto, una vez finalizados sus estudios. “Mi meta es ser el mejor de la historia, no solo un profesional del golf. Sé que puede sonar arrogante, pero es lo que tengo yo en la cabeza. Si Jack Nicklaus tiene 18 grandes, yo quiero tener 19”, confesaba al diario vasco Deia en una entrevista de 2015.

Su debut como profesional fue en el Quicken Loans National, torneo del PGA Tour que se juega en el Congressional Country Club de Bethesda (Maryland, EE.UU.), en el que lideró la clasificación durante varias jornadas. Acabó firmando un gran tercer puesto. Y tan solo unos meses después, el 30 de enero, consiguió su primera victoria como profesional al ganar en Farmers Insurance Open, torneo del PGA Tour disputado en el campo sur del Torrey Pines de San Diego (California, EE.UU.), convirtiéndose en el ganador más joven de la historia de este torneo.

“Es increíble poder unirme a Severiano (Ballesteros), Sergio (García), José María (Olazábal), Miguel Angel (Jiménez)… A todos los jugadores grandes de España. Poner mi nombre cerca de ellos es increíble”, dijo ante los medios tras convertirse en el cuarto español en conseguir un triunfo en el PGA Tour tras Ballesteros, Olazábal y García.

Si ya destacaba como amateur, los elogios no han tardado en llegarle una vez convertido en golfista profesional. “Jon no tiene debilidades. Cada parte de su juego es una fortaleza. Creo que es uno de los mejores jugadores del mundo”, confesó, el pasado enero en declaraciones a Golfchannel, Phil Mickelson, uno de los golfistas con mayor reputación en el circuito y hermano del actual representante de Rahm, Tim.

Para Sergio García, referente del golf español, “es un placer ver a un jugador joven de nuestro país” cosechando éxitos en torneos del PGA Tour. “Estamos todos emocionados por las cosas que puede hacer”, indicó refiriéndose a Jon Rahm.

En las redes sociales ya se compara el impacto que puede tener Rahm en España con el que tuvieron Fernando Alonso, Miguel Indurain o Rafael Nadal en el seguimiento de sus respectivos deportes, la fórmula uno, el ciclismo o el tenis.

Impacto que ya ha llegado a todo el mundo del golf al ser comparado con uno de los jugadores españoles más laureados, Severiano Ballesteros. “Era único, me gustaría lograr todo lo que él logro pero será difícil, nunca seré como él; intentaré ser el nuevo Jon Rahm si es posible, pero el siguiente Seve no”, confesó durante una rueda de prensa el pasado mes de febrero.

Fuente: www.sport.es