Tras un partido muy duro en casa de los italianos, los españoles se llevaron un punto. Foto: Reuters / SR

El Sevilla FC comienza ilusionando la Champions League al conseguir puntuar en casa de uno de los grandes de Europa, en casa de la Juventus por el Grupo G. El Juventus Stadium era un escenario que sabía agridulce en los sevillistas. Allí se ganó la Europa League al Benfica pero allí también se toparon el año pasado con la dureza de la Champions al ser sometidos por los de Allegri.

En esta tercera visita, los de Sampaoli salieron valientes al duelo, sin esconderse a la hora de pelear cada balón. Algo imprescindible si quieres sacar algo positivo en Italia. Enfrente estaba la squadra dominadora del Calcio en los últimos años. Que ha tenido que sobreponerse a la marcha de Pogba. A base de conceder galones a sus dos estrellas argentinas: Dybala e Higuaín.

Los italianos se caracterizan por su solidez defensiva pero, durante la primera parte, los que mejor defendieron fueron sus atacantes. A la hora de tirar la presión eran muy incisivos y su mayor peligro llegaba siempre tras robo. Menos mal para los de Nervión que Khedira no estuvo acertado ante Sergio Rico, tuvo dos ocasiones claras en el 7’ y en el 14’.

Rico y el larguero bloquearon salvaron al Sevilla

En el segundo asalto los italianos quisieron dar un paso adelante. Adelantaron sus líneas y crearon ocasiones, como la de Higuaín al larguero (min. 58), pero carecían de magia en el centro del campo. Algo lógico si se mira a los protagonistas: Levina, Khedira y Asamoah. De ahí que Allegri introdujera a Pjanic y Sandro en el 67’.

El Sevilla aguantaba las embestidas gracias a un gran Sergio Rico y supo adapatarse a la situación. Trataba de mantener en su poder el mayor tiempo posible pero no dudaba a la hora de dar el patadón para que la corrieran Vitolo o Correa (el argentino sustituyó a Sarabia en el 62’).

Llegaron a crear peligro, fruto de la desesperación de los locales. Aún con todo, bastante mérito tuvo mantener la portería de Rico imbatida. El cancerbero realizó una estirada increíble en el minuto 92 para desesperación del público italiano.

Cero a cero finalmente y el optimismo de los sevillistas que es antagónico respecto al del año pasado. Esta vez, Turín ha dejado sabor dulce. Punto repartido en Italia para mantener a los de Francia, el Olympique Lyon de primeros por goleada 3×0 ante el Dinamo Zagreb.

(Fuente: www.rtve.es)