Foto de: Agencias

Stefany Hernández, medalista olímpica de Río 2016, compartió anécdotas de lo que ha sido su primer mes en el Olímpo

Poco más de un mes ha pasado desde que la bicicrosista venezolana Stefany Hernández conquistó un lugar en el podio de los Juegos Olímpicos de Río 2016, tras alcanzar la medalla de bronce en el BMX, consiguiendo así el primer metal olímpico para el ciclismo criollo.

“Este mes se me ha hecho como un año”, destacó entre risas la criolla al inicio de la entrevista que sostuvo en su segunda visita a El Universal.

“Lo principal y lo más bonito fue el recibimiento de tuvo conmigo la gente, el cómo reaccionan ante mi logro. Me envían muchos mensajes positivos y de bendiciones, diciéndome que soy la campeona y eso me gusta mucho porque siento que ahora mi carrera deportiva pasó a la luz pública. Ahora es que muchas personas se están dando cuenta que fui campeona mundial el año pasado”, aseguró.

“Tenía planeado algunas competencias antes de que terminara el año, pero dadas las circunstancias no pudimos entrenar y hallar el tiempo necesario para eso. Hablé con mi entrenador y estuvo de acuerdo. No hay nada que buscar, porque este año más allá de la medalla olímpica fue muy caótico. Las copas mundo, en la primera me dio un convulsión, en la segunda, no sé como salí viva de esa caída y en la tercera no competí por la caída de la segunda, eso no me permitió reeditar el Campeonato Mundial”, destacó Hernández que se ubica en el puesto ocho del ranking mundial.

Apostando al futuro

Aunque el cansancio se ha hecho presente, la medallista olímpica sigue trabajando con ahínco en pro del deporte. Aún cuando no tiene una fecha específica para volver a Suiza para retomar sus entrenamientos, Hernández sigue enfocada en compartir sus vivencias y conocimientos con los más pequeños de casa. Y es que el próximo fin de semana dictará una clínica deportiva en la pista de La Fragua, donde participarán 30 niños.

“Será un evento al podrán asistir todas las personas que quieran para compartir con nosotros. Allá daremos algunos anuncios de lo que tenemos preparado para el 2017”, confesó.

Y es que la criolla está haciendo todas las gestiones pertinentes para poner en funcionamiento su fundación, un proyecto en el que apuesta a impulsar la práctica de este deporte en el país.

Más allá de sus ganas, Stefany Hernández también invita a los entes deportivos para que se unan a esta iniciativa y se enfoquen en ayudar a crecer esta disciplina en el país.

“La gente me pide que construyan pistas para practicar BMX, pero más allá del empuje y la energía que he dado, yo no puedo agarrar un pico y una pala y construirla, ese es un trabajo de la federación, del IND. Deben proponerselo, este es el momento para que el ciclismo en Venezuela se organice y se estructure muy bien”, indicó.

Planificación de alto nivel

La meta dentro de cuatro años para Hernández será conquistar la medalla de oro en Tokio 2020, para ello continuará preparándose duro y así lograr la meta.

“Ya mi entrenador me presento parte del plan de trabajo que tendremos en los próximos años y en ello indica como objetivos el oro en los Juegos Olímpicos de 2020, además de los títulos mundiales de 2017, 2018 y 2019. Eso es lo que quiero de ahora en adelante, porque quiero dominar el BMX mundial, ya no quiero ser ni la tres ni la dos del mundo, sino la número uno”, enfatizó.

Fuente: El Universal