Los San Antonio Spurs de Aldridge “aplastaron” a los Rockets 114-75 y, de esta manera, concluyen la serie 4-2 y avanzan a las finales de conferencia.

LaMarcus Aldridge y los Spurs en modo bestia

Los San Antonio Spurs lograron eliminar a los Rockets. Foto: Marca

LaMarcus Aldridge, que no tuvo la mejor serie, fue el indudable protagonista con 34 puntos y 12 rebotes.
Su “Torre Gemela”, Pau Gasol, también brilló con 10 puntos, 11 rebotes y  asistencias.

Los Spurs también contaron con un factor x: Jonathan Simmons. El “Rookie” consiguió 18 puntos y también demostró su capacidad atlética/defensiva.

Es importante que los de Aldridge no contaban con un buen pronostico, pues no jugaron ni Tony Parker ni Kawhi Leonard.

El equipo de Gregg Popovich siempre mantuvo la ventaja. pues al final del primer período ganaban 31 a 24 y en el descanso tenían una amplia ventaja de 19 puntos.

Houston, tenemos un problema

¿Cómo podría meterse Houston en aprietos? Si, como todos creen. Harden tuvo un partido terrible (10 puntos en 37 minutos y 2-11 en tiros de campo).
También tuvo las manos muy resbaladizas, pues tuvo 6 pérdidas y no tomó las mejores decisiones en el tramo final. Hay que destacar que fue expulsado por llegar a  faltas personales.

Lo único destacable de los Rockets fueron las actuaciones de Ariza (20 puntos) y Capela (15 puntos y 12 rebotes).

Otra estadística realmente desastrosa fueron los 77 tiros de campo y los 22 aciertos.

Fuente: www.marca.com