Foto: Esciclismo.com

Alejandro Valverde, el líder de Movistar que ha conseguido hilvanar la mejor temporada de toda su historia a los 36 años, inicia este fin de semana la batalla de las Ardenas con la Amstel Gold Race, a la que seguirá la Flecha Valona y la Lieja- Bastogne-Lieja. El ganador de la Vuelta a Murcia, a Andalucía, Catalunya y País Vasco tiene una deuda pendiente con la clásica holandesa puesto que los segundos puestos que ha logrado (2013 y 2015) hasta ahora no le satisfacen.

Valverde se ha convertido en una máquina que está tirando como nunca de Movistar. Sus participaciones se cuentan por victorias y su motivación rompe todos los esquemas. Apoyado por Marc Soler, Rory Sutherland, Imanol Erviti, Dani Moreno, Jesús Herrada, Carlos Betancur y José Joaquín Rojas, se ha impuesto este domingo ser el mejor sobre un recorrido de 35 cotas. Los organizadores, en esta ocasión, han resituado el popular Cauberg a 18 km. de meta por lo que hacen más difícil que Valverde pueda salirse con la suya, aunque sin duda será el corredor más vigilado. Además del de Movistar, Greg Van Avermaet, si se ha recuperado de la París-Roubaix, Philip Gilbert (Quick Step), Michael Mattheuws (Sunweb), Kwiatkowski (Sky), Sonny Colbrelli (Bahrain) y Tim Wellens (Lotto) entre otros estan en la batería de favoritos.

Valverde triunfa desde hace once años en la Flecha Valona (2006, 14, 15 y 16) y Lieja-Bastogne-Lieja (2006,2008 y 2015), donde está a dos victorias de Eddy Merckx. Comenzó sacándole los ojos a Paolo Bettini  en el repecho final para seguir  despellejando a la ‘new wave’ con Julen Alaphilippe (2015), quien será baja en todos los frentes.

Fuente: www.sport.es