Foto de: EFE

El partido tuvo un ritmo vertiginoso gracias a la propuesta ofensiva que ambos equipos

El Rayo Vallecano venció al Cádiz (3-0) en Vallecas con goles de Embarba, Alex Moreno y el venezolano Miku, que además dio una asistencia y debutó en el campeonato en la segunda mitad entre los pitos de la afición rayista.

El que primero avisó fue el Cádiz, a los tres minutos, con un disparo de Servando al filo del área pequeña que, tras tocar en un jugador, se marchó por encima del travesaño de la portería defendida por Toño.

La réplica no tardó en darla el Rayo, que, a los siete minutos, tuvo un penalti a favor, tras falta de Servando a Manucho, que Embarba mandó al palo derecho.

El mismo protagonista, Embarba, fue el encargado de abrir el marcador a los doce minutos al rematar a bocajarro un balón muerto dejado por Cifuentes tras un disparo de Lass.

El Cádiz no se amilanó pese al gol y, sobre todo en jugadas a la contra, creó peligro a la zaga rayista, que supo lidiar bien con hombres rápidos como Salvi Sánchez y Ortuño.

Antes del descanso, el Rayo pudo marcar por partida doble. Primero con un taconazo de Santi Comesaña que sacó Cifuentes y después por medio de Lass Bangoura, el jugador más determinante de su equipo, que realizó una jugada individual que acabó con un disparo raso que se estrelló en el poste derecho.

En la segunda mitad, el Rayo siguió buscando un nuevo gol y lo encontró a los 62 minutos cuando Miku, recién salido al campo, puso un centro al área que recogió Alex Moreno, se dio la vuelta y su disparo se escurrió entre las manos de Cifuentes.

Fuente: EFE