El volante trinitario fue el salvador de su equipo en condición de local. Foto: Univisión

La selección panameña de Hernán Darío Gómez llevó sus malas actuaciones de la Copa Centroamericana a los partidos del Hexagonal en las Eliminatorias de la Concacaf. Ya que en su jornada tres, Panamá  cayó derrotado en Puerto Príncipe ante Trinidad y Tobago por la mínima.

Como siempre ocurre con los trinitarios, la máxima amenaza de gol era el fornido nueve de ébano, Kenwyne Jones. Entre Román Torres y Felipe Baloy le pusieron un marcaje pegajoso a fin de evitar que con su corpulencia ganase pelotas aéreas.

Pero Molino marcó y dio la victoria a Trinidad

Pero al minuto 37 el volante creativo del Minnesota United, Kevin Molino, prendió un zapatazo raso desde fuera del área que pilló a Penedo algo lento de reflejos. El balón entró bien colocado, pero acaso algo escaso de velocidad. Uno cero para Trinidad.

Fue en el segundo tiempo que, de la mano de Abdiel Arroyo y de Aníbal Godoy, la escuadra panameña comenzó a avisar con peligro a la cabaña de Jan-Michael Williams. ‘Bolillo’ Gómez ingresó a Gabriel Torres, quien metió un gol pasados los 75 minutos, pero fue anulado por offside.

El partido se volvió frenético. Los trinitarios no se echaron del todo para atrás en el Estadio de rugby adaptado para el fútbol, Hasely Crawrford, y siguieron amenazando a Penedo, Baloy y Román Torres. Igualmente Panamá tuvo acercamientos sin lograr emparejar los cartones.

Con el 1-0 final para los ‘Soca Warriors’, Panamá se estanca en cuatro unidades. Mientras que Trinidad y Tobago acumulan tres en su casillero. Honduras se queda en la cola de la fila de la Concacaf.

Información extraída de Univisión Deportes