foto

Samir Nasri le permite al Sevilla estar cerca de alcanzar uno de los grandes objetivos con los que afrontaba esta temporada. Que no era otro que pasar a octavos de final en la Liga de Campeones. Su triunfo en Zagreb, hace que los nervionenses puedan pasar de ronda la próxima jornada si vencen de nuevo a los croatas. Y los italianos hacen lo propio ante el Olympique en el Juventus Stadium.

Este martes, ante un rival acomplejado que salió a verlas venir a la espera de cazar alguna contra. Asimismo dio un importante golpe en la mesa con un partido serio y trabajado en el que tuvo casi siempre la pelota bajo llave. Nasri y N’Zonzi se erigieron en dueños y señores del terreno de juego, manejando el tempo de la contienda con una suficiencia casi insultante.

Nasri le dio los tres puntos a los españoles

El partido de Escudero y Mariano dio la razón al técnico argentino. Porque ambos generaron buena parte de las ocasiones nervionenses, incluido el gol de Nasri. Que llegó tras un centro del brasileño que el francés desvió de primeras con enorme clase.

Antes, el propio Mariano ya había puesto en aprietos a Livakovic con una volea desde el borde del área que el cancerbero del Dinamo desvió a córner con notable acierto. Poco después fue el turno de Escudero. Que regaló medio gol a Nasri con un pase que el francés no supo rentabilizar con todo a su favor.

El tanto de Nasri, tras una gran jugada colectiva de los rojiblancos, hacía justicia al insistente dominio de los nervionenses. Que apenas echaron en falta algo más de presencia de Vietto en el área del Dinamo de Zagreb.

Precisamente el argentino desperdició la ocasión más clara del segundo acto tras un pase de fantasía del Mudo Vázquez. Que Vietto controló con maestría, la misma que le faltó a la hora de precisar su remate solo ante Livakovic.

Esta falta de contundencia, mal endémico del Sevilla de Sampaoli, pudo costarle un serio disgusto. Si el Dinamo logra ver puerta en cinco minutos de arrojo croata. Que pusieron en un brete todo el plan cuidadosamente pergeñado por el argentino. Pero los remates locales no encontraron la portería de Rico.

Sevilla sueña con avanzar

Pasado el susto, el conjunto andaluz retomó el mando del partido, propiciando así un final más plácido de lo que cabría suponer por lo ajustado del resultado. Tres puntos de oro en definitiva que bien pueden valer los octavos de final si no pasa nada raro dentro de quince días. Sumando a lo que hizo el conjunto italiano por la mínima ante el equipo francés permite soñar con su continuación en la Champions League.

(Fuente: www.marca.com)