El conjunto italiano goleó 0-3 al Athletic Bilbao
Foto extraída de EFE.

Sassuolo goleó. El Athletic Bilbao cayó con un contundente 0-3.

En la J1 de la fase de grupos de la Liga Europa, Sassuolo dominó con autoridad al Athletic Bilbao.

El Athletic tuvo más la posesión del balón. Pero no contó con un conjunto que aprovechó al máximo todas sus ocasiones. Golearon gracias al español Pol Lirola, el francés Gregoire Defrel y Matteo Politano.

Bilbao, que se medían a un Sassuolo que debutaba por primera vez en una fase final de copa europea, tuvo el mando al principio del duelo.

Sin embargo, los italianos cerraron los espacios con gran atención y concedieron pocas ocasiones al Athletic en la primera mitad. La mejor oportunidad llegó precisamente con un remate de Beñat. Fue enviado a córner por una buena intervención del arquero Andrea Consigli (45′).

El Athletic subió la intensidad de su partido y buscó con insistencia el tanto de la ventaja.

No obstante, los italianos supieron defenderse con orden y aprovechar los espacios al contragolpe.

Tras el sufrimiento del comienzo del partido, el Sassuolo logró adelantarse por medio de Pol Lirola. Este anotó un gran gol tras regatear a tres rivales (60′).

Lirola controló un balón en la banda derecha y definió con una zurda que no dio opción.

Los italianos tuvieron un gran acierto en sus oportunidades de gol. Así, castigaron todos los errores del Athletic hasta terminar goleando en la recta final.

En el 75, Mikel San José falló un pasé y Gregoire Defrel puso el 2-0 en el marcador con un zurdazo.

Apenas siete minutos después, los italianos ampliaron aún más el margen con Matteo Politano, que definió con la zurda desde los 17 metros.

Se trata de una dura derrota para el Athletic, que se queda a cero puntos y que tendrá que reaccionar ante el Rapid Viena.

 Por otra parte, Rapid Viena goleó 3-2 al Genk.

Los goles fueron obra de Leon Bailey en el 29′ y 90′ para el Geek.

Ahora, para el Rapid los autores fueron: Stefan Schwab en el 51′, Joelinton en el 59′ y un gol en propia puerta de Omar Colley (Genk) en el 60′.

Texto extraído de Meridiano.