Foto cortesía de: MLB Report

El infielder venezolano Yangervis Solarte se encontró con una novedad a los pocos días de reincorporarse a los entrenamientos primaverales, tras su participación con la Selección Nacional en el Clásico Mundial.

San Diego cuenta con Yangervis Solarte

No se quedó sin trabajo, no. No le ocurrió como a su compatriota Grégor Blanco en 2009 o José Alvarado en esta oportunidad, jugadores sin un puesto seguro arriba, que sacrificaron el tiempo de mostrarse en los juegos de exhibición por representar a la Vinotinto.

Solarte tiene segura su titularidad con los Padres de San Diego, a pesar de haber jugado poco a las órdenes de Omar Vizquel. Sólo que el manager de los californianos ha dispuesto que, en lugar de ser el tercera base de todos los días, estará en la alineación como segunda base.

“Soly es uno de esos peloteros que pueden hacer el trabajo en esas dos posiciones del cuadro”, explicó Green, citado por el portal MLB.com. “Ahora, si me preguntan por mi consideración, yo lo veo mejor como camarero”.

La medida asomó en febrero, pero sólo era una lejana posibilidad. Entonces, el timonel de los frailes sugirió que una mudanza era posible, en caso de que surgiera un buen candidato en la esquina caliente.

San Diego llegó al Spring Training con varias posiciones abiertas, incluyendo la adulterina y las paradas cortas. En el short, el dominicano Erick Aybar le ganó la regularidad al venezolano Luis Sardiñas y en la antesala surgieron Cory Spangenberg y Ryan Schimpf.

“Los veo mejor a ellos dos en la tercera, aunque también puedan jugar en segunda”, señaló Green. “Estuve pensando lo que representaría el cambio para Soly, en cuanto al desgaste físico, pero es el que pivotea mejor entre todos los que están aquí. Al final, son decisiones que nos harán mejores”.

Solarte bateó para .286 de average, con 15 jonrones y .808 de OPS en los 109 encuentros que disputó con los Padres en 2016.

Fuente: www.ovaciondeportes.com