Lamela celebrando con Son Heung Min el gol de los tres puntos en Rusia. Foto: Reuters / John Sibley Livepic

Victoria fundamental del Tottenham en Rusia para enderezar el rumbo en la Champions League. El conjunto dirigido por Mauricio Pochettino venció este martes al CSKA Moscú en un partido equilibrado que terminó decantándose gracias a un tanto de Son Heung Min en la segunda mitad.

El partido comenzó con el conjunto ruso presionando la zona ancha de los “Spurs”. Los Zoran Tosik, Eremenk y compañía ahogaron la salida del equipo visitante en los primeros minutos. Y generaron ocasiones en el inicio. Tosik y Wernbloom probaron fortuna desde lejos pero sin puntería suficiente para inquietar a Lloris.

Tras un inicio titubeante, el Tottenham pasó a dominar el esférico a invertir la tendencia del partido. Wanyama cedió la sala de máquinas a sus socios de excepción y los de Pochettino comenzaron a llegar al área rival pero se atascaron una y otra vez en el último pase.

Así las cosas, el CSKA dio un paso hacia atrás que curiosamente le acercó al gol. De hecho, Román Eremenko tuvo la más clara de los rusos en la primera mitad pero no logró batir a un acertado Lloris. La réplica del Tottenham no se hizo esperar un minuto después. En el 35, Dele Alli estrelló un latigazo en el larguero y en el 36 Janssen definió con acierto en posición ligeramente adelantada.

Tras la reanudación el CSKA dejaron las protecciones en el vestuario y salieron a por el tanto del triunfo. Al Tottenham le interesó el intercambio de golpes y las ocasiones comenzaron a sucederse. Tosik, muy activo durante todo el choque, se topó con la zaga londinense.

Gol del Tottenham Hotspurs

Luego, Lamela se hizo con los mandos y Son Heung Min comenzó a incrementar su radio de acción. Pochettino dio entrada a N’Koudou por Janssen y los “Spurs” se desataron hasta desequilibrar el partido en el minuto 71. Pase filtrado de Erik Lamela para Son Heung Min y el coreano resuelve por bajo y no sin incertidumbre ante Akinfeev.

Era el paso más complicado del partido y los de Pochettino lo habían logrado. A raíz del gol el CSKA buscó con ahínco el tanto del empate pero no consiguieron prácticamente inquietar la portería de un Tottenham que dedicó los últimos minutos a asegurar tres puntos vitales.

Con este triunfo los “Spurs” dejan atrás la derrota en la primera jornada del grupo y se colocan segundos por detrás del Mónaco, líder con 4 puntos. El CSKA, por su parte, se queda colista con un solo punto.

(Fuente: www.marca.com)