Muñoz en pleno encuentro ante "Nico" . Foto: Gabriel Medina

El venezolano Luis David Martínez dejó el alma en la cancha, pero no pudo derrotar a la gran promesa del tenis peruano, Nicolás Álvarez. Quien al igual que el pasado viernes, se creció ante  su público y con una victoria 4-6, 6-4, 7-6 (7-2) y 6-3 logró la clasificación de Perú al grupo 1 de la zona americana en la Copa Davis.

Al equipo vinotinto le faltó poco para lograr una milagrosa remontada en el Club de Tenis Las Terrazas Miraflores, en Lima. Los dirigidos por José Antonio De Armas estuvieron contra las cuerdas varias veces desde el pasado viernes cuando Jordi Muñoz y Ricardo Rodríguez perdieron sus sencillos. Sin embargo, nunca bajaron la cabeza y el sábado Luis David y Roberto Maytín con mucho corazón remontaron su dobles. Para permitir a Ricardo reivindicarse el domingo y mostrar su mejor para vencer a Mauricio Echazú e igualar la serie 2-2. 

El domingo por la tarde Luis David comenzó muy bien al llevarse el primer set 6-4, pero el joven de 20 años, Nicolás Álvarez, sacó su mejor tenis y dominó 6-4, 7-6 y 3-0 al larense hasta que el partido se postergó por falta de luz natural. Se reanudaron las acciones y “Nico” no dio la más mínima oportunidad al criollo y cerró con clase el último set para llevárselo 6-1.

El jugador vinotinto Luis  Martínez reconoció la  superioridad de “Nico” y señaló que la clave estuvo en las todas las oportunidades de break que desperdició.

“Entregué el 100 % en la cancha. Dejé  todo por Venezuela y mi equipo, pero me voy triste por no haber logrado ese punto. Ayer (domingo) se me presentaron muchas oportunidades de quiebre que no pude concretar y si lo hubiese hecho la historia sería distinta” destacó el larense, quien también indicó que con el paso del juego le afectó que casi no ha jugado sencillos este año porque decidió dedicarse a los dobles.

Otra vez sin Grupo 1 de Copa Davis

Por segundo año consecutivo, Venezuela se queda a las puertas de subir al Grupo 1 de la zona americana. A la tercera será la vencida.

Esperemos que sea en casa, sin “robo” de localía y ante toda la gente que se quedó con las ganas de apoyar a la selección venezolana de tenis que nos representa en la Copa.

(Fuente: www.liderendeportes.com)