Oswaldo Vizcarrondo
Oswaldo Vizcarrondo es regularmente uno de los jugadores con más bajo rendimiento en la selección. Foto extraida de fmcenteresnoticia.com.ve

Oswaldo Vizcarrondo, defensa central de la selección nacional, ha sido uno de los sobrevivientes a distintos procesos generación tras generación. Desde Richard Páez y hasta el actual timoniel Rafael Dudamel, “Vizca” ha sido una constante en las alineaciones vinotinto. Algunos lo llaman “trotamundos del fútbol”, otros prefieren, de manera muy acertada, endosarle la culpa de partidos perdidos o resultados no concretados.

Evaluando la trayectoria del central, el hecho de que haya pasado por nada menos que 9 clubes, tanto en Venezuela como en el exterior, puede ser tomado como una señal de imposibilidad de adaptación a esquemas técnicos, falta de compromiso o en el peor de los casos, un nivel deficiente para lo que un técnico de fútbol de primer nivel necesita. Recordamos al otrora DT del América mexicano Miguel Herrera cuando en vísperas de la salida de “Vizca” de ese club, mencionaba: “No tuvo la adaptación que nosotros pretendíamos y los muchachos mexicanos que están aquí terminaron siendo, para mí gusto, mejor que él”. Misma sensación que llegó a causar en Paraguay con Olimpia y en Argentina con Lanús.

El Idilio de 2011

Durante la copa américa de 2011 Vizcarrondo fue escogido para el once ideal por parte de Conmebol, mención que le vailó el reconocimiento del grueso de la fanaticada nacional e incluso ofertas de clubes extranjeros, para este momento las críticas que generaba en la selección de a poco se apagaban, sin embargo los fallos en defensa, las distracciones, faltas injustificadas y detalles inadmisibles para un jugador de su experiencia, como la acción que generó su expulsión contra Uruguay en el partido de ayer, siguieron ocurriendo, levantando de nuevo lo que se había apaciguado en el torneo subcontinental.

¿Por qué Vizcarrondo?vizca

Siendo irreparable la eliminación de Venezuela para el mundial de Rusia, saltan estas preguntas. Es muy probable que desde a dirigencia técnica confíen en él como baluarte experimentado que permita una integración sana entre nuevas caras y los procesos previos que nos dejaron un sabor más agrio que dulce. Oswaldo Vizcarrondo, defensor central de 32 años en las postrimerías de su carrera futbolística viene a ser poco o nada necesario en un once inicial para partidos de eliminatoria. Los partidos restantes deben ser la incubadora de nuevos esquemas de juego, renovación de jugadores y ensayos de cara a lo que serán la Copa América y el posterior mundial de 2022.