Foto cortesía: MLB.com

 

Avisaíl lidera la ofensiva de Chicago

García era una pieza importante cuando los Medias Blancas se hicieron con sus servicios en un cambio entre tres equipos que envió a Jake Peavy a Boston en el 2013. Enseguida llamó la atención al terminar aquel año jugando muy bien, pero luego se lesionó el hombro en el octavo juego de la campaña siguiente. Desde que regresó de la lesión, ha sido mayormente una decepción.

García, a quien alguna vez llamaron “Minny Miggy”, por su parecido con el también venezolano Miguel Cabrera, dejó .718 de OPS en el 2014, .675 en el 2015 y .692 en el 2016. Básicamente fue un jugador de reemplazo, y algunos se preguntaron si los Medias Blancas le iban a ofrecer un contrato la temporada muerta pasada.

Aquí está García, ya cumplida la sexta semana de la temporada del 2017, exhibiendo un OPS de .946 y con una proyección para terminar con un WAR por encima de 5. Llegando a la jornada del lunes, era tercero en promedio de bateo de la Liga Americana con .344 y estaba empatado en el 10mo puesto con 25 empujadas, todo un logro cuando tu equipo es 13ro anotadas (137).

Como ya se ha dicho, el venezolano de 25 años trabajó fuerte durante la temporada muerta. Perdió entre 15 y 20 libras de peso para ganar agilidad y energía. Pero también mejoró su plan de trabajo en el plato, aprendiendo a pegarle más duro a la pelota hacia su banda (tres de sus seis jonrones han sido hacia la banda izquierda) y mostrando mejor conocimiento de la zona de strike, aunque siga siendo más peligroso cuando se va hacia la banda contraria con pitcheos manejables.

García pareciese menos dubitativo en el plato. Aunque le hace swing al 39.8% de los envíos en la zona de strike (la cifra más baja de su carrera, aunque por muy poco) no está dejando pasar muchos strikes. Este año le ha hecho swing al 80.7% de los envíos buenos, lo que demuestra que está reconociendo los lanzamientos, algo en lo que los coaches de bateo hacen énfasis constantemente.

García, de hecho, es segundo en las Grandes Ligas en ese porcentaje, que en FanGraphs denotan como “Z-swing”. Sólo lo supera Freddie Freeman con 82.5%. Por detrás aparecen toleteros como Adam Jones (79.8), Joey Votto (77.0) y Nolan Arenado (76.1).

 

 

Fuente: http://m.es.mlb.com